ZONA ARQUEOLOGICA

zona_arqueologica.cuquila
zona_arqueologica.cuquila
zona_arqueologica.cuquila
zona_arqueologica.cuquila

El sitio arqueológico de Ñuu Kuiñe o Cerro de Tigre llegó a ocupar una extensión de hasta 20 kilómetros cuadrados, el cuál se puede determinar a través de la evidencia de material cerámico. Las crestas de las montañas fueron aplanadas para construir los edificios públicos ceremoniales y habitacionales que integraron la Ciudad sagrada de los Mixtecos y para controlar el dominio que se tuvo sobre la parte baja y como su posición estratégica que impedía que fueran fácilmente atacados por grupos ajenos a la región.

Ñuu Kuiñe fue una ciudad capital tipo acrópolis, ubicado en lo alto del cerro y con vista hacia todos lados. En su apogeo ocupó un área de aproximadamente 13 hectáreas y tuvo una población probable de 2500 a 3000 personas.

La ubicación del sitio nos habla de un lugar indudablemente especial, pero más de un lugar sagrado, cercano a las nubes cuyo aspecto importante es su belleza estética y separación física de los terrenos cultivables de abajo.

Nos muestra la sensibilidad estética y artística del pueblo Mixteco, El centro urbano se reconoce por la presencia de montículos que fueron edificios demostrables, gubernamentales, y residencias de élites. Se observa además la presencia de tumbas, plosas, plaruolas, calles, patios, escalinatas, un juego de pelota y estelas grabadas con jeroglíficos.

Durante la exploración de la zona arqueológica, solamente se han descubierto dos tumbas importantes, esto permite constatar la gran tradición funeraria que se manifiesta desde épocas tempranas, el cual consiste en una construcción de tumbas debajo de la habitación o los templos en donde depositan a los muertos.

Otra característica importante de este sitio es su construcción que es a base de pequeñas lajas intercaladas con grandes lajas. Los objetos encontrados durante la exploración que se realizó, en su mayor parte corresponden a platos, ollas, braseros, sahumador "pichancha" y un objeto circular de piedra, el acabado que presentan en la superficie es rugosa.

Cabe destacar que este lugar aún se conserva virgen debido a que no se ha explorado a profundidad, hay muchas cosas que aún no se ha descubierto por la falta de recurso.

PAGINA PRINCIPAL

© | 2006 | Figueroa Bautista Maritza, Gonzalez Gay Janet