CDI. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. México
Facebook Twitter YouTube RSS
 
INICIO MONOGRAFÍAS Zapotecos de la Sierra Norte - Bene xon
Zapotecos de la Sierra Norte - Bene xon Imprimir E-mail
Jueves, 22 de Octubre de 2009 18:00
AddThis Social Bookmark Button

Del nombre

Los zapotecos constituyen el grupo más numeroso del estado de Oaxaca. Se encuentran distribuidos en cuatro áreas geográfico-culturales: el Istmo de Tehuantepec, el Valle, la Sierra Norte de Oaxaca y el sur de la Sierra Madre Oriental.

Los zapotecos de la Sierra Norte, grupo al que nos referiremos en este trabajo, se llaman a sí mismos Bene xon.

Localización

La región de la Sierra es una amplia franja territorial que atraviesa el estado de Oaxaca y está entre macizos montañosos. La mayor parte de la población zapoteca se encuentra en el distrito de Villa Alta, en menor proporción en el de Ixtlán y una mínima parte en Choapan. Podemos considerar que la población zapoteca de la región se encuentra agrupada en cuatro pequeñas subáreas culturales: Cajonos, El Rincón, Ixtlán y Choapan.

La subárea de Cajonos comprende una franja de la Sierra que sigue la cuenca del río del mismo nombre. Es el lugar donde se asienta la mayor parte de la población zapoteca serrana y se encuentra subdividida a su vez en cuatro sectores: 1) El de Cajonos, que comprende los municipios de San Francisco Cajonos, San Mateo Cajonos, Santo Domingo Xagacia y San Pablo Yagoneza; 2) El de Yalalag, que abarca los municipios de Villa Hidalgo, San Melchor Betaza, San Cristóbal Lachirioag y San Andrés Yaá; 3) El sector de Zoogocho que se compone de 15 comunidades distribuidas en siete municipios: San Bartolomé Zoogocho, San Andrés Solaga, San Baltazar Y.E.B., San Juan Tabaá, Santa María Yalina, Santiago Zoochila y Santiago Laxopa; 4) El de Villa Alta que se compone de los siguientes municipios: San Ildefonso Villa Alta, Santo Domingo Roayaga y Santa María Temaxcalapa.

Otra subárea de la Sierra es la tradicionalmente llamada El Rincón que comprende los siguientes municipios: San Miguel Talea de Castro, San Juan Yaé, San Juan Yatzona, Santiago Camotlán, Santiago Lalopa y Tanetze de Zaragoza.

El centro político económico y comercial de mayor importancia en la Sierra es la región de Ixtlán. Está conformada por 25 municipios, entre ellos se encuentran Ixtlán de Juárez, Guelatao, San Miguel Abejones, San Miguel Aloapan, San Pablo Macuiltianguis, Santa Ana Yareni y Santa Catarina Lachatao.

La subárea de Choapan está localizada en la parte meridional de la sierra; tiene vegetación exuberante llena de árboles frutales y plantas aromáticas, industriales y medicinales. Los relativamente pocos zapotecos que habitan la región, se encuentran distribuidos en seis municipios: San Juan Comaltepec, San Juan Lalana, San Juan Petlapa, Santiago Choapan, Santiago Jocotepec y Santiago Yaveo.

Infraestructura

La región cuenta con un número limitado de vías de comunicación debido a su topografía abrupta y accidentada. La vía Oaxaca-lxtlán comunica a la capital del estado con el poblado serrano más importante, además de constituir el acceso hacia El Rincón (mediante la ruta Maravillas-Talea) y los Cajonos (mediante la ruta Ixtlán-Maravillas-Zoogocho). La carretera Oaxaca-Tlacolula-Yalalag une, por medio de un tramo de la carretera Panamericana y otro de terracería, al distrito de Villa Alta y Zoogocho con la capital. Además de éstas, la región posee dos vías de acceso más: Oaxaca-Ayutla-Villa Alta y Oaxaca-Ayutla-Choapan, esta última de difícil acceso.

En relación con servicios de salud, las comunidades serranas cuentan con clínicas pertenecientes al sistema IMSS-Solidaridad que dan asistencia médica general a la población del área. Los recursos humanos que tiene este servicio son escasos, en la mayoría de las clínicas los pacientes son atendidos por una enfermera y en el mejor de los casos por un pasante de medicina.

Respecto a la infraestructura escolar, las comunidades zapotecas de la sierra tienen dos tipos de escuelas de educación básica, unas con el sistema bilingüe bicultural, y otras con el de educación regular. Algunas comunidades como Guelatao y Zoogocho cuentan con albergues. Por otra parte, existe un limitado número de secundarias, por lo que muchos emigran a la ciudad de Oaxaca o a la ciudad de México para continuar con su educación escolarizada.

En la región hay correo, telégrafo, servicios telefónico y eléctrico. Sin embargo, aún existen comunidades que carecen de agua potable como Zoochila, Zoogocho, Yatzachi el Bajo y el Alto, Tavehua, Xochixtepec y Yohueche.

Bajo la responsabilidad primeramente del Instituto Nacional Indigenista (INI), actualmente Comisión Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), funciona desde 1989 la transmisora radiofónica La Voz de la Sierra.

Antecedentes históricos

Hasta este momento, no se cuenta con datos suficientes sobre el origen de los zapotecos. Existen algunas pinturas rupestres en Atepec, Cacalotepec, Ixtlán, Luvina y Macuiltianguis que atestiguan la presencia humana en periodos tempranos. En San Juan Lalana e Ixtlán aún perduran pequeñas fortificaciones más recientes, al igual que en Temascaltepec, Yavesia, Zoochina, Teococuiloco, San Miguel del Río lxtepeji, donde se han localizado antiguas poblaciones. Según Bradomin, los pocos vestigios zapotecos existentes en la sierra proceden de los años 1400 a 1487 de nuestra era. Los zapotecos de la sierra vivían en asentamientos dispersos, con varios lugares ceremoniales sagrados, y se dedicaban a la agricultura y a la caza. Intercambiaban productos de las costas mediante un sistema de mercados o tianguis.

La conquista española en la zona fue posible debido a que existían fuertes conflictos entre mixes, chinantecos y zapotecos. Los zapotecas de la región fueron sometidos alrededor de 1523 y 1524. La primera población española en la sierra data de 1527, año en que se funda la Villa de San Ildefonso. Dos décadas después de establecidos los primeros asentamientos ibéricos en el área, la población indígena fue obligada por los españoles a trasladarse a los ricos yacimientos de oro y otros metales preciosos en Solaga, Zoogocho, San Miguel Talea, Natividad y Capulalpan, para trabajar en la extracción de los minerales. Sin embargo, fue la producción y comercialización de la grana cochinilla, proveniente de Villa Alta, la que dio fama a la Provincia de Oaxaca durante la época colonial.

La importancia económica y política de la región de los zapotecos, la presencia de otros pueblos indígenas en la misma (mixes, chinantecos, tlaxcaltecas y nahuas) y los abusos cometidos por los españoles, llevaron a los indígenas a sostener diversas formas de resistencia a lo largo de todo el periodo colonial. Éstas incluyeron desde reclamos legales hasta sublevaciones.

El inicio de la vida del México independiente no condujo a transformaciones benéficas significativas en la vida cotidiana de la región; se le sumergió en el olvido, y cada pueblo sobrevivió gracias a su propio esfuerzo, creando escuelas, caminos y retomando sus viejas creencias, costumbres e instituciones.

Lengua

La lengua zapoteca se deriva del otomangue, por lo que está emparentada con algunas de las lenguas habladas en el centro del país, como el otomí, mazahua y pame; con el triqui, chocho, mazateco, mixteco, chatino, cuicateco y chinanteco en Oaxaca, así como con el chiapaneco y mangue centroamericano.

Para algunos lingüistas no existe una sola lengua zapoteca, sino una diversidad de idiomas. Según Swadesh son seis las lenguas y para Nader nueve; para el investigador Ríos Morales, en la sierra existen cinco grandes variantes: la de Cajonos, la de El Rincón, la de Ixtlán, la de Villa Alta y la de Choapan. En las comunidades encontramos diferencias fonéticas importantes que permiten identificar a los hablantes del Valle o del Istmo. El español funciona como lengua franca, sobre todo cuando se tratan asuntos comerciales o administrativos.

Salud

Para los zapotecos, el concepto de salud-enfermedad es un fenómeno cultural y no meramente biológico, por lo que la medicina tradicional, basada en el conocimiento ancestral que tienen sobre plantas y productos medicinales, sigue siendo una alternativa para mantener la salud, pues no sólo se procura la recuperación físico-biológica del individuo, sino también su restablecimiento espiritual y social. Entre las enfermedades tratadas por los terapeutas tradicionales destacan el espanto, el empacho por palabras o alimentos, el enojo y el embrujo.

Vivienda

El patrón de asentamientos en la zona zapoteca serrana es disperso. Generalmente en la parte media o alta de los cerros es donde se asientan los pueblos. Se encuentran atravesados por caminos (denominados en zapoteco nez) y pequeños arroyos en la época de estiaje. La mayoría de los pueblos están divididos en barrios. Tradicionalmente las casas habitación cuentan con dos cuartos techados con teja, uno frente al otro, separados por un patio y poseen un pequeño solar que utilizan para la siembra de árboles frutales.

Artesanías

Los zapotecos serranos elaboran, entre otros productos artesanales, los textiles de lana, seda y algodón tejidos en telares de cintura, en las comunidades de Zoogocho, Yalalag y Talea. La alfarería es una actividad típica de Tavehua, Yohueche y Zoochila y se caracteriza por la coloración roja del barro, consecuencia de su cocimiento al aire libre. En algunas comunidades se hacen reatas, hamacas, redes, ayates y mecapales de ixtle. La talabartería y guarachería son típicas de Yalalag, Yalina y Yatzachi el Alto.

Territorio, ecología y reproducción social

La Sierra Norte Zapoteca tiene una extensión territorial aproximadamente de 4 000 km2. En ella se encuentran macizos montañosos como el Zempoaltépetl, con una altura de 3 700 msnm y el cerro de Cuajimilollas con una altura de 2 814 msnm; también existen regiones de escasa altitud como Choapan.

La orografía accidentada de la región ocasiona una variedad de climas, flora y fauna. Se observa un fuerte deterioro ecológico de las zonas boscosas causada por la tala inmoderada de árboles, realizada, casi siempre, por los propios comuneros, quienes a cambio de una pequeña remuneración económica venden sus bosques a las compañías madereras, entre ellas la Papelera Tuxtepec.

La tenencia de la tierra generalmente es comunal. Cada unidad familiar posee pequeñas parcelas de temporal, algunas de ellas muy erosionadas. Se siembra maíz intercalado con frijol, calabaza, chile y café, en otros. El sistema de producción agrícola es tradicional. Para complementar sus ingresos los campesinos zapotecas crían aves de corral y realizan otras actividades como la artesanal.

Existen en la región algunas minas a las que van a vender su fuerza de trabajo quienes carecen de tierra. Una de las más importantes es la de Natividad, de donde se extraen oro, plata, plomo, cobre y zinc.

En la sierra se presenta una fuerte migración, muestra de la compleja problemática que enfrentan los indígenas. Los emigrantes se dirigen principalmente a la ciudad de Oaxaca, al Valle de México, Veracruz, Morelos y Los Ángeles, California, en Estados Unidos. La migración se inició en los años cuarenta como fenómeno masivo y se incrementó en distritos como Villa Alta a partir de los años sesenta. Desde esta última década los zapotecos emigran sobre todo a Los Ángeles. En los primeros años se ocuparon en las labores agrícolas y posteriormente a diversos oficios convirtiéndose en parte del sector obrero no calificado en el Valle de México.

Organización social

En la región zapoteca encontramos tanto familias extensas como nucleares. La familia funciona como una sola unidad de producción, donde todos sus miembros participan en las diferentes actividades desde temprana edad. El bautizo es de gran importancia entre las familias, ya que los lazos de compadrazgo establecidos a través de éste constituyen un vínculo muy estrecho.

Dos elementos importantes de identidad en las comunidades zapotecas son el trabajo comunitario y la ayuda mutua. Todos los miembros tienen que participar obligatoriamente en el shin raue o trabajo comunitario, que es para un beneficio común. Mediante el shin raue y la aportación económica de los emigrantes se ha podido construir la mayor parte de la infraestructura con que cuentan los pueblos: escuelas, mercados, caminos, centros de salud, canchas, etcétera. Por el contrario, la ayuda mutua o gzoon (o gozona zapoteca) es la colaboración particular que se dan los amigos, los parientes o los compadres, tanto en trabajo como en producto, durante las actividades agrícolas, las fiestas religiosas y las defunciones. Dar y recibir es un derecho y una obligación.

Cosmogonía y religión

En la mayoría de los poblados zapotecas cumplir con un nombramiento religioso o político es parte de las obligaciones de los miembros de la comunidad. Desde temprana edad los varones se inician en el desempeño de cargos religiosos o políticos: en la iglesia como topilillos y en el municipio como topiles. La vinculación entre las estructuras políticas y religiosas, permite a los individuos ejercer una serie de cargos que lo pueden conducir ya sea a la presidencia de la iglesia o a la alcaldía municipal. Esto involucra a los ciudadanos en la organización de variadas actividades, de las cuales la más importante es la mayordomía del santo patrón. Esta forma de participación en la organización político-religiosa, impone a los miembros de cada comunidad una cosmovisión muy particular.

Por último, no podemos dejar de mencionar el trastocamiento de las estructuras organizativas tradicionales, que provocaron en algunos pueblos las actividades del Instituto Lingüístico de Verano, que desde 1950 trabajó para convertir a los indígenas a la religión protestante.

Fiestas

Anualmente se celebran por lo menos tres fiestas importantes en cada poblado. Cada una dura alrededor de una semana, sin contar los novenarios que las anteceden. En ellas se mezclan los juegos pirotécnicos, los bailes populares, la comida, la música y las danzas regionales.

Las fiestas inician con el ofrecimiento a la tierra y la bendición de algunos productos rituales, contando con la presencia de los principales o béne xban. En ellas se ofrecen platillos y bebidas Durante las celebraciones se ejecutan danzas de diversos tipos: las referidas a otros pueblos como la de Los Aztecas, las que relatan hechos históricos como el de La Conquista, las referidas a los animales como la de Los Tigrillos y las picarescas como la de Cantinflas y Las Minifaldas.

Relaciones con otros pueblos

Los zapotecos serranos colindan con diversos grupos con quienes conviven: al norte se encuentran los chinantecos, mazatecos y cuicatecos de los distritos de Cuicatlán y Tuxtepec; al sur con los zapotecos de los distritos del Centro y Tlacolula; al oriente con los zapotecos establecidos en Veracruz y hacia el occidente con mixtecos, cuicatecos y zapotecos del Valle.

zapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_nortezapotecos_sierra_norte

scroll back to top
Última actualización el Viernes, 11 de Diciembre de 2009 04:38
 
Av. México-Coyoacán 343, Col. Xoco, C.P. 03330, Delegación Benito Juárez, México D.F., Tel. (55) 9183 2100

Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
 
CDI. COMISIÓN NACIONAL PARA EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS © 2014 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Polí­ticas de Privacidad