CDI. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. México
Facebook Twitter YouTube RSS
 
INICIO MONOGRAFÍAS Mexicaneros
Mexicaneros Imprimir E-mail
Jueves, 22 de Octubre de 2009 18:00
AddThis Social Bookmark Button

Del nombre

Los mexicaneros son una población de habla náhuatl; y se llaman a sí mismos mexicaneros.

Localización

Este grupo está asentado en una región interétnica, que abarca los estados de Durango, Nayarit, Jalisco y Zacatecas; conviven con grupos huicholes, tepehuanos y coras. Algunas de las principales comunidades mexicaneras son Santa Cruz, en Nayarit, San Agustín de Buenaventura y San Pedro Jícoras en Durango. Esta última será nuestro punto de referencia para ilustrar la vida del grupo al que nos referiremos en esta monografía.

Pertenece al municipio del Mezquital, Durango, y colinda al norte con los municipios de Durango y Nombre de Dios; al noreste con Suchil; al noroeste con Pueblo Nuevo, todos éstos en el estado de Durango; al sur con el estado de Nayarit y al sureste con Jalisco. En el municipio del Mezquital conviven tepehuanos, huicholes y mexicaneros, siendo los tepehuanos mayoría. La población mestiza se asienta en la cabecera municipal, en los aserraderos y en los centros comerciales de la zona.

Infraestructura

En la región no existen carreteras y las comunidades se encuentran vinculadas por brechas; las líneas telefónicas, escuelas, albergues indígenas y clínicas de salud se concentran en los centros comerciales más importantes del área que son Llano Grande (en la sierra) y Huazamota (en la zona semidesértica); en este último existe una pista de aterrizaje para aviones pequeños. Estos dos centros son los puntos de donde se parte para adentrarse en la región o para salir a Durango, Nayarit o Jalisco.

En San Pedro Jícoras no se cuenta con agua potable entubada, pero la comunidad se abastece del río San Pedro que la atraviesa, y de dos ojos de agua formados por escurrimientos de los cerros. Carecen de energía eléctrica y el combustible más utilizado es la leña, la cual es trasladada por medio de animales de carga, que son el principal medio de transporte.

Existen aproximadamente diez escuelas primarias en la zona mexicanera, de las cuales tres se encuentran en San Pedro Jícoras; en estas escuelas-albergues, dependientes de la Secretaría de Educación Pública y de LA comisióna Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), antes lnstituto Nacional Indigenista (INI), se imparte educación bilingüe, ya sea español-tepehuano o español-mexicanero. El profesorado en su mayoría pertenece a la misma zona, aunque también imparten maestros de otros estados de la República.

Antecedentes históricos

La inexistencia de datos históricos y arqueológicos acerca de la población mexicanera del estado de Durango y del municipio del Mezquital hacen difícil establecer el origen del grupo. En la tradición oral se habla de peregrinaciones hechas a un lugar llamado Tenochtitlan, durante las cuales se dispersaron los integrantes del grupo hasta llegar así a su asentamiento actual. En el estudio lingüístico Los mexicaneros de Durango no son de Tlaxcala de Leopoldo Valiñas (1981), se mencionan las siguientes hipótesis acerca de su origen: a) se trata de grupos nahuas que siempre habitaron la zona; b) son grupos nahuas de occidente llevados a la zona por españoles; c) los mexicaneros fueron originalmente hablantes de otras lenguas (cora, tepehuán y huichol) que fueron nahuatlizados; d) son descendientes de gente que hablaba una variante del náhuatl y que huyó hacia la sierra.

La poca información histórica acerca de los mexicaneros se prolonga hasta épocas más recientes; por ejemplo, durante la Revolución y la Guerra Cristera no se menciona la participación de los mexicaneros en estos movimientos sociales; sin embargo, podemos señalar los levantamientos de la población de San Pedro Jícoras y también a la comunidad de Huazamota como punto de reunión Cristera en la región. La situación social en esta época se caracterizaba por robos, hambre, incendios, violaciones, ataques de vandalismo por parte de los grupos indígenas y mestizos de la región, así como también por esporádicos enfrentamientos con grupos "gobiernistas".

Demografía

La interacción con los tepehuanos se inició en los años cuarenta cuando éstos pidieron permiso para radicar en territorio mexicanero para trabajar la tierra. La población se encuentra dispersa en 21 rancherías alrededor del centro político-religioso San Pedro Jícoras; los mexicaneros se ubican al sur, sureste y suroeste de la comunidad, en tanto que los asentamientos tepehuanos están al norte de la misma.

Lengua

En la región se hablan tres lenguas indígenas: tepehuano, huichol y mexicanero (o náhuatl). Estas tres lenguas pertenecen a la familia lingüística yutoazteca, la cual integra a un número considerable de lenguas en dos grupos: el sonorense y el aztecano.

Dentro del grupo sonorense, el tepehuano junto con otras lenguas, integra el subgrupo pimano y el huichol el subgrupo cora-huichol. El grupo aztecano está formado por una sola lengua: el náhuatl, al cual pertenece el mexicanero.

La mayoría de la población de la comunidad es bilingüe (hablan su lengua materna y el español), aunque por la variedad étnica se dan casos de trilingüismo y cuatrilingüismo.

Salud

Existen tres formas para el tratamiento de las enfermedades: la familiar o doméstica, la medicina tradicional y la medicina institucional. La primera hace uso de remedios caseros para la cura de resfriados o calenturas; cuando la enfermedad es muy grave, por ejemplo, piquetes de alacrán, gonorreas, fractura de huesos, o por motivos de brujería, se acude a los médicos tradicionales, los cuales utilizan plantas, animales, minerales y rezos para curar. Los médicos tradicionales se designan mediante el sueño y reciben el don de curar ciertas enfermedades. Una vez elegidos, los médicos tradicionales deben cumplir una serie de penitencias: ayunos, abstinencia sexual y de alcohol, y retiro al monte durante un mes cada cinco años para estar benditos y poder practicar la curación.

La concepción que los mexicaneros tienen de la medicina responde a una visión del mundo en donde interactúan fuerzas sobrenaturales con las terrenas. La enfermedad puede ser causada también por transgresiones a las normas sociales establecidas. Cierto tipo de curaciones de este grupo son ritos de paso como, por ejemplo, las que se practican a las mujeres según su etapa de madurez sexual. La remuneración que estos terapeutas deben recibir es determinada de alguna manera por Dios.

Vivienda

La población se asienta bajo un patrón de residencia patrilocal y en grupos domésticos: los nuevos matrimonios buscan un terreno cercano al del padre del esposo y ahí, previa autorización de las autoridades de la comunidad, construyen su hogar ayudados por su familia y vecinos. Existen dos tipos de vivienda: una para la temporada "de secas", en un lugar cercano a las siembras; otra para el tiempo "de aguas" (lluvias), que generalmente se construye en los cerros. Con estas viviendas para la temporada de aguas se les facilita subir a los animales a pastar sin exponer las milpas.

Las casas se conforman generalmente por tres secciones: un dormitorio, una cocina y un carretón, donde se almacenan granos; las construcciones son rectangulares con paredes de adobe y techos de paja de dos aguas sostenidos por una estructura de madera. Las viviendas no cuentan con ningún servicio.

Artesanías

Para las ceremonias agrícolas del xuravét, un músico fabrica un arco musical de madera de guásima o frijolillo con una cuerda de ixtle. Este arco es colocado sobre una jícara o xícal, la cual funciona como caja de resonancia al percutir la cuerda con dos palitos de madera. Toda la artesanía es producida para autoconsumo.

Territorio, ecología y reproducción social

La región se caracteriza por tener un clima seco estepario, el terreno es abrupto y pedregoso, abundan los cactus y algunos árboles frutales sobre la ribera del río San Pedro. La fauna está constituida por ardillas, conejos, coyotes, zorras, tejones, mapaches, gatos de monte, tigres, águilas, urracas, zopilotes, iguanas, escorpiones y alacranes.

Del río San Pedro se pueden extraer varias especies de peces como mojarra, bagre, trucha, matalote, xalmich (pez de arena), aguja y camarón; la pesca es una actividad exclusiva de hombres y niños.

La agricultura se realiza en pendientes pedregosas con el método de roza. Por el tipo de suelo, un mismo terreno sólo es utilizado dos veces, pues los terrenos no serían productivos para una tercera cosecha. El promedio de siembra de maíz, único cultivo, es de cinco a diez medidas (medida = 4.35 kg) por familia. Las herramientas de trabajo son: machete, hacha y piedra de afilar, estacas, pizcadores, chiquihuites y costales. En el trabajo agrícola participa toda la familia.

No practican la explotación forestal, ya que no se cuenta con áreas madereras. Existe una incipiente producción ganadera que le permite a los mexicaneros tener algunos ingresos económicos.

En cuanto a la migración, la escasez de recursos económicos originó el desplazamiento de población a la costa de Nayarit. La migración es estacional y la gente se contrata como jornaleros agrícolas en el ensarte de tabaco y el corte de caña. El fenómeno referido ocurre en temporada de secas, para regresar a su comunidad a iniciar las labores agrícolas y a las ceremonias ligadas a ellas. La población migrante generalmente está formada por jóvenes solteros o matrimonios jóvenes. La migración a Estados Unidos por parte de la población indígena es escasa en comparación con la de los grupos mestizos de la región.

Organización social

Un pilar fundamental de la organización social mexicanera es la familia nuclear y extensa, en ella se delimita una serie de papeles con los que se organiza el desarrollo productivo del grupo: actividades específicas para hombres, mujeres y niños.

Las autoridades tradicionales fungen al mismo tiempo como autoridades constitucionales en la comunidad; existe un gobernador, un suplente, un capitán y tres alguaciles. El cargo para estas autoridades dura un año y se hace por elección en asamblea el 1 y 2 de noviembre, para tomar el cargo el 2 de enero.

Hay también un comisariado de bienes comunales, un secretario y un tesorero, con un suplente cada uno. Hay un consejo de vigilancia integrado por presidente, secretario y tesorero, también con su respectivo suplente.

En San Pedro Jícoras existe un sistema de cargos que está constituido por el mayordomo mayor, mayordomo segundo, tenanche y pasionero. Las personas que tienen estos cargos organizan la fiesta del santo patrón y ellos deben sufragar todos los gastos. Las fiestas más importantes son: el día de la Candelaria (2 de febrero), el de San Pedro (29 de junio), Santiago (25 de julio) y Semana Santa (fecha movible).

Los mayordomos pueden ser designados por las autoridades o ser propuestos por la misma gente del pueblo el 14 de enero en el Cabildo. El cargo dura un año.

Cosmogonía y religión

Los mexicaneros cuentan que "después de la peregrinación a Tenochtitlan, la migración de población hacia el norte y su asentamiento en San Pedro Jícoras fue cuando nació nuestro padre, se puso de acuerdo con la serpiente y el águila para darles la costumbre; así les dejó todo, el xuravét que es la costumbre del águila, los dejó para aclamar al agua, al águila, al Sol, a todos los santos, a las cosas, todo lo existente en la tierra, los mares y los ángeles levantan el agua. Los santos que hicieron la costumbre, duraron cinco días en el patio, el cuarto por la noche bailaron, ellos mismos buscaron el venado para bailar, lo hicieron chuina y lo comieron, bendijeron los elotes y ya cuando amaneció presentaron tamales para aclamar a Dios".

De este modo es como en el xuravét, ceremonia agrícola de petición de lluvia y salud, se concentran los símbolos que rigen la vida de los mexicaneros. El Sol, el fuego, la estrella de la mañana, la tierra, el agua, los cerros, el maíz, el águila, etcétera, son elementos vitales, representados también en la mitología.

Actualmente, en la comunidad se realizan varios xuravét, ya sean comunitarios o familiares: el de los tamales (fecha movible en febrero), el del agua (fecha movible en mayo) y el de la bendición del elote (fecha movible en septiembre).

Los xuravét son ritos donde se recrea la mitología. Son ceremonias de carácter agrícola, donde se pide a Dios por la salud, la vida, la cosecha, todas las cosas de la tierra, el agua, las plantas, los animales, el Sol, los santos, los mares, etcétera. Estas peticiones son realizadas por el Mayor, persona elegida por Dios para organizar y conducir el xuravét durante toda su vida.

En el centro político-religioso de la comunidad de San Pedro Jícoras durante el xuravét se dan ritos de purificación y bendición tanto de personas como de objetos (principalmente los alimentos relacionados con el xuravét del que se trate: elotes, agua, tamales o plumas); hay música y bailes rituales. Todas las actividades de la ceremonia se realizan en el patio comunal, mismo que está constituido por una fogata al centro, donde en la noche del baile se coloca el músico con el arco o tahuitol; el altar ubicado en el oriente del patio se adorna con flores de javielsa.

Fiestas

Las fiestas celebradas en la comunidad a lo largo del año se pueden dividir en dos: las patronales y las agrícolas o xuravét.

Las fiestas de carácter cristiano forman parte también de la visión del mundo de los mexicaneros. Éstas pueden ser consideradas dentro del sistema de mayordomías por ser fiestas patronales, de las que ya hemos hecho mención.

Cabe señalar que las fiestas mexicaneras no son exclusivas del grupo, en ellas participan también tepehuanes, huicholes y coras, además de mestizos, quienes generalmente son músicos traídos de otros lados para la ocasión. En las celebraciones participa y colabora toda la comunidad.

Relaciones con otros pueblos

En la comunidad conviven mexicaneros y tepehuanos; esta interacción comprende tanto enlaces matrimoniales entre miembros de los grupos, como la participación en fiestas patronales y agrícolas y en los cargos públicos.

En cuanto a este último aspecto, la población mexicanera se preocupa porque los tepehuanes son cada vez más, y los jóvenes participan menos. En términos generales ambos grupos son concebidos como comuneros, con los mismos derechos y obligaciones para la comunidad. Con los demás grupos de la región tienen buenas relaciones, pues cada comunidad resuelve sus propios asuntos.

mexicanerosmexicanerosmexicanerosmexicanerosmexicanerosmexicanerosmexicaneros

scroll back to top
Última actualización el Jueves, 10 de Diciembre de 2009 12:01
 
Av. México-Coyoacán 343, Col. Xoco, C.P. 03330, Delegación Benito Juárez, México D.F., Tel. (55) 9183 2100

Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
 
CDI. COMISIÓN NACIONAL PARA EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS © 2014 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Polí­ticas de Privacidad
 
 


Xantolo 2014

Xantolo 2014. Programa de actividades. Morelia, Michoacán.