En México, después del paso de muchas generaciones que se mezclaron con diferentes culturas, se originaron gran variedad de manifestaciones culturales, la música no fue la excepción, y adquirió una enorme riqueza y diversidad, resultado de la influencia histórica de la música prehispánica, europea y africana.

En la época prehispánica debido al dominio de los mexicas, el pueblo hñähñu no escapó de la influencia musical de sus conquistadores, ya que los mexicas le daban una gran importancia al desarrollo de las actividades artísticas, por lo que la música para los hñähñu también tuvo esta característica y sirvió para cohesionar socialmente a su comunidad, además de que en aquella época los instrumentos para hacer música eran muy similares.

Ya sea para cantos y danzas se utilizaban el teponaztli y el huéhuetl y una gran variedad de flautas, dualidad instrumental muy característica de la música Mesoamericana. En particular en la música hñähñu tambores y flautas son muy frecuentes, ejemplos de esto son los tambores de chirimía y flauta de carrizo en Mixquiahuala; los tamborileros de Naxthey, Alfajayucan o los grupos de profesores bilingües de Ixmiquilpan y Orizabita (todos estos poblados en el estado de Hidalgo), quienes combinan cuerdas, percusiones y alientos.

Un ejemplo de la influencia musical española de la época de la colonia se manifiesta en la población hña hñu del Municipio de Nicolás Flores, Hidalgo en donde se les denomina “minute” a las piezas musicales que se interpretan, con violín o huapanguera, en ceremonias religiosas y profanas

Entre los instrumentos que trajeron los conquistadores y que fueron utilizados por los pueblos mesoamericanos estaban las trompetas, los pífanos, flautas traversas de sonido muy agudo, chirimías y atabales (tambores militares) usados para sus campañas militares; para la música festiva trajeron arpas, rabeles, vihuelas y flautas de pico, también utilizadas en la música cortesana; los frailes misioneros trajeron el órgano utilizando la música para facilitar su labor evangelizadora, enseñando a los indios a cantar villancicos, “alabanzas” a la Virgen y “alabados” a Cristo pero también a tocar y construir los instrumentos europeos.

En la actualidad la música del pueblo hñähñu, ya no se usa solamente para acompañar el ritual de cantos y danzas, ahora también posee la función de esparcimiento, se pueden escuchar versiones picaras, amorosas, pastoriles, de animales y arrullos.

Pero no se deja del todo este carácter ritual o ceremonial de la música ya que grupos como los “tamborileros” de Alfajayucan, los “chirimieos” de Nicolás Flores o los concheros de San Salvador interpretan alabanzas a dioses o santos solamente de forma instrumental, intercalando algunos rezos.

Fragmento del libro
Música Hñähñu en el Estado de Hidalgo. De Hugo Noguerola
Colección: Lo nuestro… Primera Edición: Agosto de 1992, México


Academia de la Cultura Hñahñu

La academia empezó sus trabajos en el año 1982 con sólo tres etnolingüistas, en 1988 se oficializa la organización y determinan las líneas de trabajo y el enfoque de la Academia. En la actualidad trabajan en la iniciativa seis etnolingüistas y tres maestros de educación indígena egresados de la Universidad Pedagógica Nacional.

Tiene el objetivo de fomentar el desarrollo cultural, lingüístico y educativo de la nación hña hñu. Como parte de los objetivos específicos brinda asesoría técnica y pedagógica a los maestros bilingües, a través de la lectura y escritura de la lengua indígena a través de talleres, a los cuales también pueden asistir los alumnos regulares.

La Academia de la Cultura hñähñu a participado en la elaboración de libros de texto bilingües, distribuidos por la Secretaría de Educación Pública, mientras que de manera paralela elabora libros y diccionarios de la lengua hñähñu. Como parte de sus actividades produce cuentos, cantos en lengua y traducciones del español al hña hñu para enriquecer la lectura universal. Para hacer difusión de la cultura del pueblo hñähñu ha desarrollado de manera aislada videos y audiocasettes que compilan sintéticamente la cultura hña hñu. Aquí presentamos una de las producciones realizadas por la Academia, sobre la música del pueblo Hña hñu del Valle de Mezquital en el estado de Hidalgo. No se tiene registro de la fecha de grabación y de los interpretes de las piezas.

 


Academia de la Cultura Hñähñu
Música de la región hña hñu del Valle del Mezquital, Hidalgo

Producción: Instituto Nacional Indigenista y Academia de la Cultura hñähñu
Formato original: Audiocasette

Para escuchar la música necesita instalar en su equipo el reproductor de Real Player. Si aún no lo tiene instalado hágalo desde aquí. Descargar la versión gratuita de RealPlayer.


Nthati zi mane
(Cásate comadre)
Anónimo. 02’09’’
Di ma’i di ma’i
(Te quiero, te quiero)
Eustorgio Chávez. 02’50’’
       
Ra yopa ntsu´tsi
(El Doble Beso)
Juan Peña. 02’36’’
Xi ga fudi ga tsogua
(Ya empezaste a dejarme)
Anónimo. 02’35’’
       
Ha ma zi ndimi’ i
(En mi casita)
Arnulfo Hernández. 03’54’’
Ra’ batha ra’ bot ahi
(El Valle del Mezquital)
Humberto Mendieta. 03’23’’
       
Doro Jongo
(La Tortolita)
Eduardo Camargo. 02’59’’
Ra ma’ yo
(La pastora)
Anónimo. 02’40’’
       
Ra ’ñu ra ’bot’ ahí
(Caminito para el valle)
Amalia Pedraza. 03’43’’
Domitsu
(Paloma)
Yolanda Hernández. 03’29’’
       
Ra ma’ yo tsat yo
(El perro pastor)
Anónimo. 03’27’’
Hubu gri ma
(¿A dónde vas?)
Anónimo. 03’08’’
       
Donza
Donza
Gilberto Claro. 02’40’’
Di ne ga nthati
(Me quiero casar)
Anónimo. 01’56’’